Jornada Internacional Life+SUBER

Corcho, bioeconomía y adaptación al cambio climático

Sant Pau Recinte Modernista (en la calle Sant Antoni Maria Claret, 167 de Barcelona), acogerá el próximo día 12 de junio la jornada internacional Life+SUBER “Corcho, bioeconomía y adaptación al cambio climático”; un evento dirigido a silvicultores, gestores forestales, técnicos, profesionales de la investigación forestal y de la industria corchera.Read more


Jornada: Bosques, Madera y Arquitectura

El Foro de Bosques y Cambio Climático, en colaboración con el COAM -Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid- convoca la jornada “Bosques, Madera y Arquitectura”, que tendrá lugar el próximo día 4 de Abril, en el Salón de Actos – Planta Jardín de la Sede del COAM en la calle de Hortaleza 63, en Madrid. Con el siguiente PROGRAMA.

Con la realización de esta jornada se pretende dar a conocer la situación de los bosques españoles y la importancia de realizar una gestión sostenible de los mismos. La madera, como recurso resultante de esa gestión, es una alternativa para su aplicación en la arquitectura como medio para hacer frente a los retos que supone el cambio climático.

La asistencia a la jornada es gratuita, previa inscripción en www.fbycc.org


COSE presenta este miércoles el borrador de "Estatuto Interprofesional del Corcho"

Patricia Gómez Agrela, gerente de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE), cerrará el programa del II Foro Andaluz del Corcho, este próximo miércoles día 7 de Marzo, en Jerez de la Frontera (Cádiz), con la presentación del borrador del "Estatuto Interprofesional del Corcho".

La jornada se desarrollará con el siguiente PROGRAMA.


Jornada: “Teoría y práctica para nuestra gestión en la Naturaleza”

La Sala Ideo de la Fundación Orona, en Hernani (Guipúzcoa), acogerá el próximo viernes 23 de marzo la jornada: “TEORÍA Y PRÁCTICA PARA NUESTRA GESTIÓN EN LA NATURALEZA” organizada por la Fundación Basoa.

Basoa Fundazioa es una entidad sin ánimo de lucro que divulga la importancia de los ecosistemas forestales, que interviene tanto con las administraciones de la Comunidad Autónoma de Euskadi (CAE) como con otras entidades, para mejorar la defensa y expansión de estos ecosistemas, y que actúa con los gestores de los terrenos para propiciar mejoras.

“El año pasado organizamos un primer evento donde se mostraron varios aspectos relevantes en la gestión de la naturaleza pero vistos desde la óptica del gestor de los terrenos -informan desde la organización del evento-. Este año volvemos a esta visión, la óptica de una intervención humana, enfocando hacia la teoría y práctica para nuestra gestión en la naturaleza. Enmarcamos así la intervención de los gestores de la naturaleza en una determinada sociedad y cultura : la rural, con sus particularidades y necesidades”.

OBJETIVO

Organizar una jornada donde mostrar aspectos desatendidos pero relevantes con respecto a la gestión de la naturaleza y las implicaciones sociales y culturales de sus gestores

LA JORNADA

Se dirige principalmente a:

Administraciones con competencias en la regulación y ordenación del medio natural
Propietarios y gestores de terrenos en medio natural
Organismos afines al estudio y fomento de actuaciones en el medio natural (universidades, centros de investigación y desarrollo, agencias de desarrollo rural, grupos y asociaciones de defensa de la naturaleza, colectivos de usuarios, etc.)

La INSCRIPCION es gratuita y se realiza a través del siguiente link:
http://basoa.org/es/comunicacion/urgentes/2923-jornada-teoria-y-practica-para-nuestra-gestion-en-la-naturaleza


COSE no falta a su cita anual con GENERA

La Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE), integrada en la Unión por la Biomasa, ha participado esta semana en una conferencia técnica sobre “La Biomasa en la Economía Circular”, celebrada en GENERA -Feria Internacional de Energía y Medio Ambiente-, defendiendo el uso de la biomasa forestal con fines energéticos y su contribución a la economía circular.

 

UN RECURSO DESAPROVECHADO

El 67% de la superficie forestal española es de propiedad privada, en un país donde más de la mitad de su suelo (54%) es forestal, del cual un 37% está arbolado. España es el tercer país del ranking europeo en superficie arbolada. Con un ritmo de crecimiento anual en torno al 2,19%; muy superior al de la media europea, que es del 0,1%. “Aun así, teniendo este gran potencial, con un incremento constante tanto de volumen como de superficie, nuestra tasa de extracción es sólo del 41%, mientras que en Europa es del 69%”, informó a sus oyentes Patricia Gómez Agrela, gerente de COSE.

“Nos dejamos en el monte un magnífico recurso, que podríamos valorizar como biomasa forestal para aprovechamiento energético -apostilló-. Hay capacidad de aumentar la producción, sin sobrepasar la capacidad del bosque ni riesgo de agotar el recurso, bajo rigurosos criterios de sostenibilidad”.

 

EL SELVICULTOR, FIGURA CLAVE PARA PRESERVAR EL MONTE

Los propietarios forestales a través del movimiento asociativo trabajan día a día para poner en valor los recursos que tiene el monte, que son muchos, y entre ellos la biomasa forestal. Esta labor, desconocida para gran parte de la sociedad, sirve para tener masas forestales gestionadas con el fin de alcanzar su mantenimiento y potenciar el efecto sumidero, evitando el deterioro progresivo que conlleva el abandono.

Antes, durante y después de la extracción de biomasa en un pinar de Radiata.

 

“No se corta madera, y es una necesidad para los montes y para los entornos rurales, por los beneficios ambientales y económicos que comportaría. Es una oportunidad que estamos perdiendo”, advirtió Patricia Gómez en GENERA.

 

LA BIOMASA FORESTAL EN ESPAÑA

España es uno de los últimos países de la Unión Europea en consumo de biomasa per cápita, con sólo 0,103 tep/hab*. Finlandia tiene un consumo de 1,435 tep/hab.

(* Toneladas equivalentes en Petróleo, por Habitante)

A lo largo de las últimas décadas en España se ha producido un aumento de las existencias maderables medias por hectárea arbolada que no se corresponde con el estancamiento de la producción, lo que pone de manifiesto un nivel de aprovechamiento forestal inferior a su potencial; aproximadamente entre 30-40 Mm3 de madera y biomasa se quedan anualmente sin aprovechamiento.

Como las extracciones son inferiores al crecimiento anual, esto conlleva la acumulación de existencias en el monte que no se están valorizando, con la consiguiente pérdida de riqueza y disminución del estado óptimo de las masas forestales. Así como un incremento en el riesgo de incendio y en la gravedad de los mismos.

 

 

En España apenas se aprovechan 6 Mt de biomasa anualmente, entre subproductos de la industria, leñas y biomasa directamente producida, de los más de 12 Mt que podrían usarse para fines energéticos:

  • Se podrían crear 6.000 empleos (cada 1.000t se genera 1 empleo)
  • Se podría eliminar un material peligroso para evitar los incendios forestales
  • A nivel fiscal, esta actividad generaría a la Hacienda Pública, al menos, 16,5 M€ en cotizaciones a la Seguridad Social y otros 18 M€ en concepto de IVA, además de producir beneficios en términos de IRPF y en concepto de disminución de gastos por desempleo, ya que la gestión forestal es intensiva en mano de obra.
  • Además habría que calcular el ahorro en extinción de incendios al disminuir la carga combustible de los montes

 

CASO PILOTO: PLANTA DE BIOMASA DE ANSÓ

Patricia Gómez ilustró sus argumentos con un caso piloto de producción de bioenergía con biomasa forestal en el pirineo oscense, basado en un estudio de “métodos de valoración de bienes forestales a través de la planta de biomasa de Ansó (Huesca)” del profesor de economía forestal de la ETSI Montes-UPM-Madrid, D. Sigfredo Ortuño, cuyo análisis de la rentabilidad económica se ha hecho a través de un modelo de gestión integral del monte.

 

 

La valoración forestal es una herramienta fundamental a la hora de tomar decisiones relativas a la gestión del proyecto de la planta de biomasa. Existen unos métodos específicos para realizar dicha valoración:

  • valorar la biomasa en pie para establecer el pago a los propietarios de los montes.
  • valorar el precio de la superficie forestal y, en su caso, el valor de la biomasa como vuelo forestal.
  • valorar los rodales y montes para justificar la inversión financiera y avalar los créditos.

Existen algunos aspectos que complican realizar el cálculo, como la elevada duración de los turnos, lo que supone riesgo, incertidumbre sobre los flujos de caja y dificultad para fijar el tipo de interés aplicable. La producción de biomasa, al reducir los turnos de explotación, reduce estos problemas. Además, en el monte, los aprovechamientos se planifican anualmente, con lo cual es posible conocer el valor aproximado de mercado de los productos que se extraen de él.

Entendiendo siempre la complejidad y necesidad de compatibilidad de la producción del monte, su variedad de funciones y servicios: Madera, Frutos, Pastos, Hongos, Leña, Bienes Ambientales, Caza, etc.

En este proyecto piloto, en los trabajos previos a la puesta en marcha de la planta, se ha extraído biomasa en parcelas tipo de unas 95 has., con un coste medio de 56€/TM de astilla, incluido el pago a los propietarios de los montes, y una tasa interna de rendimiento (TIR) en torno al 12-14%; superior a las registradas en modelos de explotación de energía eólica o solar. “Se ha demostrado la viabilidad económica de este tipo de instalaciones y de la gestión integral de la biomasa forestal -concluyó Patricia Gómez Agrela-. El cuidado de la masa forestal y el aprovechamiento integral de los tratamientos, tanto de la materia obtenida directamente como de los restos provenientes de labores selvícolas (fajas auxiliares, clareos,…), representa un claro ejemplo de economía circular. La clave de la viabilidad del proyecto está precisamente en la integración, porque supone un ahorro de costes significativo”.

Es un proyecto a largo plazo (30 años), que durante su recorrido dará empleo y fijará población en el municipio de Ansó.

 

EL FUTURO DE LA BIOMASA FORESTAL

COSE insiste en que existe en España una enorme disponibilidad del recurso, sin que actualmente se esté utilizando para otro uso.

El fomento de la implantación de calderas de biomasa es creciente y progresa la concienciación social e institucional en torno al uso de las energías renovables. La biomasa ya no se ve como algo extraño. A juicio de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España, urge resolver problemas críticos como el marco legal, la fiscalidad, estimular la demanda con garantías en el suministro, la financiación de los proyectos, la promoción de calderas o el asociacionismo forestal de cara a organizar la oferta, entre otros.

La oportunidad económica, ambiental y social es evidente frente a la crisis territorial y energética:

  • Abundancia de materia prima en los bosques españoles (5-10 Mt según distintas fuentes) cuyo aprovechamiento sanea las masas forestales, pero sólo desarrollará su potencial si recibe los apoyos adecuados a nivel monte
  • Creación de empleo y desarrollo en el entorno rural
  • Reducción de la factura y dependencia energética exterior (6.500 M$ y 1,5 M TEP)
  • Precio de la energía calorífica muy competitiva (entre 0,041 y 0,046€/Kwh frente a los 0,066€/Kwh del propano, 0,059€/Kwh del gas natural ó 0,0895€/Kwh del gasóleo)

 

 

Una economía circular, que no sólo requiere una materia prima sino que también aprovecha los restos de otros tratamientos, tanto del monte como de la industria, cumple con la bio economía, porque se basa en un recurso natural e inagotable, de proximidad, que genera bio productos y favorece la bio diversidad.

1 Kg de Biomasa genera 3.500 Kcal

1 Litro de Gasolina proporciona 10.000 Kcal

Cuando desechamos 3 Kg de biomasa, desaprovechamos el equivalente a 1 Litro de gasolina


“La bioeconomia: motor de crecimiento del futuro”

“Bioeconomía: Gestión forestal sostenible”, éste ha sido el título de la primera ponencia que ha ofrecido en España Marc Palahí, director del Instituto Forestal Europeo (EFI), que ha tenido lugar en el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA).

 

 

Palahí ha querido dejar claro desde el primer momento que la bioeconomía es “una de las grandes oportunidades de este siglo”. Haciendo un breve recorrido por los momentos industriales más significativos de la historia, Palahí ha apostado por la madera para sustituir la materia prima de algunos sectores como el de la construcción o el textil. Una economía que en la actualidad está basada en los recursos fósiles, lo que ha generado la externalidad ambiental más importante de nuestra historia: el cambio climático.

“El impulso de la bioeconomía pasa por poner un precio a las emisiones de CO2”

El sector del textil crecerá mucho en las próximas décadas, pero ni el poliéster ni el algodón son materias de futuro para este sector, por eso es importante el papel que pueda tener la madera. Cuya producción, unida a las nuevas tecnologías, puede ser mucho más limpia que la que se hace con poliéster o algodón”, ha indicado el director del EFI.

Palahí ha reconocido que la bioeconomía es algo que aún queda muy lejos, pero no le cabe duda de que terminará imponiéndose en el futuro, ya que “es una herramienta fundamental para combatir el cambio climático”.

La razón por la que la bioeconomía llegará en un futuro, se debe, según el director del EFI, a tres factores municipales. La tecnología, donde siempre se han llevado a cabo importantes cambios; los líderes políticos, que son conscientes de esta necesidad de cambio; y el sector privado, donde ya el año pasado el Foro de Economía Mundial detectó el cambio climático como el primer problema de la economía mundial. “Los cambios en paradigmas llevan tiempo en llevarse a cabo, pero al final llegan”, ha esgrimido.

"La bioeconomía podría acabar con los problemas de desigualdad que existen en la actualidad con el mundo rural y el urbano"

Como ejemplo de la línea de trabajo que debe seguirse, el director del EFI ha resaltado un proyecto de bio refinería que será una realidad en un breve periodo de tiempo en Finlandia. La planta, tal y como ha indicado, "será autosuficiente a nivel energético y además suministrará a la red”.

Para Palahí, la bioeconomía podría acabar con los problemas de desigualdad que existen en la actualidad con el mundo rural y el urbano. Ya que se trata de un recurso que es de todos y no solo de unos pocos. Para que pueda llegar a implantarse ha dejado claro que hay que hacer una serie de cambios y atraer inversiones. “El impulso de la bioeconomía pasa por poner un precio a las emisiones de CO2”, ha finalizado.

 

Marc Palahi en el INIA

Marc Palahi en Revista Triodos

 

INIA_pahali_3