II Simposio Nacional del Chopo - 17, 18, 19 octubre 2018, Valladolid

Valladolid acoge del 17 al 19 de octubre próximos el II Simposio del Chopo, un encuentro promovido y cofinanciado por la Dirección General del Medio Natural de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

Accede a todos los detalles pinchando aquí.


FAFCYLE subasta 12.428 metros cúbicos de madera de chopo

FAFCYLE, es la entidad que representa a las Asociaciones Forestales de la Comunidad de Castilla y León (una por provincia), contando con unos 5.000 socios y unas 500.000 has asociadas. Sus más de 25 años de trayectoria organizativa la avalan, realizando desde el año 2.005 subastas de madera de chopo, ocupando la que se va a realizar en esta ocasión la número veinte.

El éxito obtenido con esta fórmula de aprovechamiento conjunto en el ámbito forestal privado, pionera en esta región, radica en la transparencia, garantía y seguridad para el propietario que se traduce en un beneficio claro puesto que el incremento medio de la adjudicación de los lotes en subasta suele ser un 20%. Asimismo, los populicultores valoran positivamente el servicio dado por las Asociaciones Forestales tanto en el asesoramiento técnico recibido durante todo el proceso de tasación, venta y aprovechamiento como la confianza de una correcta ejecución de los trabajos y los cumplimientos de los plazos establecidos.

En esta ocasión, concretamente el 31 de marzo de 2017 a las 13 horas en el edificio de “La Alhóndiga” de Zamora, se subastarán un total de 12.428,44 m3 de madera de chopo procedentes de lotes de Burgos, León, Palencia, Valladolid y Zamora, en total 22.707 árboles con un valor de salida de 590.000€ aproximadamente.

A lo largo del año 2016 FAFCYLE organizó dos subastas en las que se ofertaron 34.776 m3 de madera, habiéndose vendido un total de 22.245 m3 por un valor de 1.235.514,72 euros.

 

 

 

El chopo es una especie de crecimiento rápido, dentro de las especies forestales, excelente para la elaboración de chapas de madera, tablero, etc…destinos de alto valor y muy utilizada en la industria. Tiene un alto potencial medioambiental ya que absorbe 12t/hectárea al año de CO2, hasta que alcanza la edad de corta, momento en que disminuye su capacidad de absorción y es cortado para su aprovechamiento y sustituido por una nueva plantación que realizará la misma función ambiental.

Castilla y León aporta el 65% de las cortas de chopo de España de las cuales el 80% se realizan en montes de gestión privada. El chopo ocupa el 2 % de la superficie arbolada, sin embargo su aprovechamiento equivale al 20 % de la madera anual, aportando el 40 % de los ingresos por venta de madera.

El futuro de esta especie de crecimiento rápido es halagüeño, pues se prevé que se duplique la producción en cinco años. Es por tanto, el chopo una materia prima importante para la industria que proporcionan los propietarios de la región, los cuales necesitan estar organizados y agrupados para mejorar su posición en el mercado y garantizar la oferta tanto en calidad como en cantidad.


COSE publica unas recomendaciones para ser un buen recolector de setas

La Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE) ha editado la guía “Recomendaciones básicas para ser un buen recolector de setas”, dentro de su Proyecto MicoPlus: Conservación y uso sostenible del recurso micológico como fuente de riqueza.

COSE - RECOMENDACIONES BASICAS PARA SER UN BUEN RECOLECTOR DE SETAS -Proyecto_MicoPlus

Ante la creciente demanda de setas por parte de la sociedad, que pone en peligro su regeneración y el futuro de este aprovechamiento forestal si no se utilizan buenas prácticas, nació esta iniciativa, que da respuesta a la acuciante necesidad de ordenar el aprovechamiento micológico y controlar la carga recolectora en los montes privados.

COSE, junto a FAFCYLE –Federación de Asociaciones Forestales de Castilla y León- han desarrollado a lo largo del año 2016 el proyecto MicoPlus, con el apoyo de la Fundación Biodiversidad y del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, para impulsar la gestión forestal a través del aprovechamiento de las setas y poner en valor este recurso sin perjudicar el entorno natural, haciendo de él un motor económico para las zonas rurales.

Basándose en el reconocimiento del Código Civil y en el artículo 36 de la Ley básica de Montes, que dice que el titular del monte será en todos los casos el propietario de los recursos forestales producidos en él, incluidos frutos espontáneos, y que tendrá derecho a su aprovechamiento, junto a otras legislaciones de carácter autonómico que equiparan el aprovechamiento de hongos silvestres con el resto de recursos forestales como la madera, leña, biomasa forestal, pastos, resina, corcho, etc., se han sumado fincas forestales con reserva de aprovechamiento micológico en numerosas provincias creándose acotados micológicos.

 

 

El “acto de reserva” del aprovechamiento significa que el titular del monte no consiente la recolección libre ni gratuita en ningún caso o en los supuestos que él considere, para lo cual será necesaria una autorización.

Esta reserva lleva consigo la obligatoriedad de informar del hecho, mediante señales o tablillas en las zonas de mayor visibilidad y a lo largo de todo el perímetro, como pueden ser los principales accesos a la finca.

Éste sería el primer paso hacia la regulación.

 

 

Durante el pasado año se han desarrollado actividades orientadas a promover las buenas prácticas entre los recolectores, a incorporar a los propietarios forestales a la gestión del aprovechamiento micológico y a mejorar la formación en este ámbito.

En este contexto, COSE organizó jornadas informativas con propietarios particulares que tenían necesidad de poner freno a la recolección abusiva durante los meses que dura la campaña setera, y llevó a cabo acciones de divulgación de buenas prácticas para tener un comportamiento adecuado en el monte y no agotar este recurso, como la edición de una guía de “Recomendaciones básicas para ser un buen recolector de setas”, que está disponible en las webs de COSE y FAFCYLE, y que se puede descargar en este enlace.

El empleo de métodos agresivos perjudica la regeneración del hongo para el ciclo siguiente. Su extracción indiscriminada, las basuras vertidas y el acceso incontrolado de gente no autorizada a las fincas son las principales preocupaciones del propietario forestal.

El primer municipio donde se puso en marcha el proyecto MicoPlus fue en Ojos Albos, en Ávila, a través de su Comunidad de Parceleros; una sociedad formada por más de 200 pequeños propietarios privados del propio municipio abulense, donde se ha constituido un único acotado con todas las fincas de dicha Comunidad.

Con el Ayuntamiento y los propietarios forestales de La Torre del Valle, en Zamora, se celebraron los días 25 y 26 de noviembre las Primeras Jornadas Micológicas, con una excepcional acogida de los vecinos del municipio, que vieron con agrado la utilidad de unas sesiones formativas a cargo de la Asociación Micológica de Benavente para conocer el gran potencial micológico de su zona y reconocer las especies existentes. Los propietarios mostraron interés en la posibilidad de crear un acotado micológico con los montes de gestión privada del Ayuntamiento y vecinos.

 

 

También se han registrado fincas reservadas de aprovechamiento micológico en la Región de Murcia.

Además se realizó un interesante curso de micoselvicultura en el edificio PRAE de Valladolid, el día 19 de diciembre, a cargo de prestigiosos profesores de la Universidad de Valladolid (UVA), con el objetivo de transferir conocimiento y dar formación a técnicos y gestores de montes sobre esta novedosa forma de selvicultura orientada a la gestión del recurso micológico para aumentar y mejorar las producciones de setas y trufas.

D. Juan Andrés Oria de Rueda Salgueiro, Catedrático de Micología de la UVA, hizo una introducción general a la micología, expuso unas recomendaciones prácticas sobre la planta micorrizada de vivero y sobre su implatación en el terreno y ofreció unas nociones básicas sobre micosilvicultura en quercineas truferas.

D. Pablo Pinto, Profesor de la UVA, habló de micoselvicultura en matorrales en Castilla y León y su interrelación con otros aprovechamientos forestales del monte, con estimación de producciones.

Y para finalizar D. Antonio Rodríguez Martín, Jefe de la Sección 2ª del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora, expuso la micosilvicultura en robledales y en pinares implantados en la PAC y planteó la compatibilidad de este recurso con el aprovechamiento de resinas y la obtención de piña.

Como colofón al proyecto, se va a dar soporte técnico para la creación de una lonja municipal de setas, la primera en España, en un municipio de Ávila con mucha tradición setera y que apuesta fuertemente por este recurso, para que la riqueza generada por las setas permanezca en los pueblos donde se obtiene y se le pueda dar el mayor valor añadido al producto sin que se vaya a otros lugares, circulando generalmente en economía sumergida.

En todas las actividades se ha hecho partícipes no sólo a los propietarios forestales sino a todos aquellos agentes implicados en el tema, para poder abordarlo de forma integral, como son Universidades, Agentes Medioambientales, Agentes de la Guardia Civil y del Seprona, Dirección General del Medio Natural y Técnicos de los Servicios Territoriales, Diputaciones y Asociaciones Micológicas. Ellos han intervenido en diferentes jornadas y han demostrado que es muy positiva la existencia de estos encuentros, con el fin de fomentar el diálogo y el entendimiento entre los que forman parte de la cadena de valor del recurso.
Este proyecto no ha sido más que el inicio de todo un cambio en la forma de entender la gestión del recurso micológico y su protección.

 


COSE presenta su proyecto MicoPlus en la comarca de Gúdar-Javalambre

MicoPlus es un proyecto de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España –COSE-, cuyo objetivo es avanzar en la regulación del aprovechamiento micológico y su comercialización a través de una iniciativa pionera basada en la organización de los propietarios forestales para gestionar colectivamente zonas acotadas de aprovechamiento micológico regulado mediante sistemas de permisos de recolección y puesta en marcha de un contrato tipo agroalimentario de hongos silvestres homologado por el MAPAMA, con el fin de conservar los montes mediante la puesta en valor de sus productos sin agotar los recursos naturales.

COSE tuvo la oportunidad de presentar esta iniciativa en la primera Feria-Seminario sobre Micología en el municipio de Gúdar (Teruel), celebrada este pasado fin de semana.

“Es muy importante conocer los recursos que tenemos y, ante todo, respetarlos –señaló Alberto Izquierdo, Alcalde de Gúdar y Vicepresidente de la Comarca Gúdar Javalambre, en la presentación de las jornadas técnicas de este evento-. En esa convivencia inevitable entre el medio rural y las personas que allí habitan con las personas que lo visitan”.

 

De izquierda a derecha Patricia Gómez Agrela, gerente de COSE, Alberto Izquierdo, Alcalde de Gúdar, e Ignacio Pérez-Soba, Decano del Colegio de Ingenieros de Montes de Aragón.

 

Las setas importan e interesan mucho a quienes habitan y a quienes visitan esta comarca. La clave y la base del futuro del recurso micológico son el respeto a la propiedad y las buenas prácticas en su recolección.

“El monte y sus recursos no están ahí por casualidad –remarcó Alberto Izquierdo-. Están ahí cuando vamos porque las personas que habitan en sus pueblos cuidan de él y lo gestionan. Lo único que se pide a quien visita el monte es que lo respete. Nadie rechaza que se visite el monte, queremos que la gente visite los pueblos y su entorno, pero es fundamental que entre todos lo cuidemos, para que siempre esté ahí, ofreciéndonos todo lo que tiene, que es mucho”.

Ignacio Pérez-Soba, Decano del Colegio de Ingenieros de Montes de Aragón, habló a los asistentes a la feria-seminario sobre la propiedad de las setas, desde el punto de vista jurídico. Apuntó la circunstancia de que “puede haber aprovechamiento libre de bienes que, en principio, se desarrollan sobre terrenos ajenos”. En plena comarca de Gúdar-Javalambre, Pérez-Soba hizo un repaso de la normativa aragonesa sobre el aprovechamiento micológico. Y aludió especialmente al decreto de 2014 sobre recogida de setas, vinculado a la Ley de Montes de Aragón.

Tras exponer las virtudes y carencias de esta normativa, el Decano del Colegio de Ingenieros de Montes de Aragón planteó la necesidad de habilitar una línea de fomento de la micología forestal, bajo la convicción de que “los montes tienen que ser productores de bienes y servicios, y esa es la mejor manera de que estén bien defendidos”.

 

 

Ignacio Pérez-Soba aboga por que el monte genere para la población más cercana unos bienes tangibles; de tal manera que ellos vean, a su vez, que obtienen algo concreto del monte, y lo vean como algo propio. No sólo como algo de lo que disfrutar. En este planteamiento, el recurso micológico es un paradigma, y una actividad cada año más importante para muchos municipios del mundo rural. “En ese aspecto, la normativa aragonesa no dice nada –concluyó el ponente-. Queda abierta la posibilidad de que el Gobierno tome la iniciativa de impulsar a la sociedad civil y a las autoridades locales en la regulación, la profesionalización y clarificación del sector”.

“Queremos poner en marcha la puesta en valor del recurso micológico”, afirmó Patricia Gómez Agrela, gerente de COSE –Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España-. “El propietario forestal, que es el dueño de las setas, no puede quedar fuera de la cadena de valor”.

La seta es un recurso muy apreciado, tiene mucho valor en el mercado, pero “la riqueza que genera no revierte casi nunca en el propietario forestal ni en los municipios donde se produce”.

COSE está trabajando para que el propietario se pueda incorporar a esa cadena de valor, y para que las setas formen parte del motor económico de muchas zonas rurales. La comercialización de este recurso sigue siendo “opaca”, y COSE aboga por una trazabilidad, “necesaria para asegurar la seguridad alimentaria” y también para poner las bases fiscales de las transacciones que se llevan a cabo con las setas. “Queremos transparencia, para alcanzar un sector saneado, del que todos nos podamos beneficiar”, concluyó Patricia Gómez.

Ambos ponentes coincidieron en la necesidad de regular este aprovechamiento forestal, para conservar el recurso y también defender los derechos de los propietarios.