COSE no falta a su cita anual con GENERA

La Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE), integrada en la Unión por la Biomasa, ha participado esta semana en una conferencia técnica sobre “La Biomasa en la Economía Circular”, celebrada en GENERA -Feria Internacional de Energía y Medio Ambiente-, defendiendo el uso de la biomasa forestal con fines energéticos y su contribución a la economía circular.

 

UN RECURSO DESAPROVECHADO

El 67% de la superficie forestal española es de propiedad privada, en un país donde más de la mitad de su suelo (54%) es forestal, del cual un 37% está arbolado. España es el tercer país del ranking europeo en superficie arbolada. Con un ritmo de crecimiento anual en torno al 2,19%; muy superior al de la media europea, que es del 0,1%. “Aun así, teniendo este gran potencial, con un incremento constante tanto de volumen como de superficie, nuestra tasa de extracción es sólo del 41%, mientras que en Europa es del 69%”, informó a sus oyentes Patricia Gómez Agrela, gerente de COSE.

“Nos dejamos en el monte un magnífico recurso, que podríamos valorizar como biomasa forestal para aprovechamiento energético -apostilló-. Hay capacidad de aumentar la producción, sin sobrepasar la capacidad del bosque ni riesgo de agotar el recurso, bajo rigurosos criterios de sostenibilidad”.

 

EL SELVICULTOR, FIGURA CLAVE PARA PRESERVAR EL MONTE

Los propietarios forestales a través del movimiento asociativo trabajan día a día para poner en valor los recursos que tiene el monte, que son muchos, y entre ellos la biomasa forestal. Esta labor, desconocida para gran parte de la sociedad, sirve para tener masas forestales gestionadas con el fin de alcanzar su mantenimiento y potenciar el efecto sumidero, evitando el deterioro progresivo que conlleva el abandono.

Antes, durante y después de la extracción de biomasa en un pinar de Radiata.

 

“No se corta madera, y es una necesidad para los montes y para los entornos rurales, por los beneficios ambientales y económicos que comportaría. Es una oportunidad que estamos perdiendo”, advirtió Patricia Gómez en GENERA.

 

LA BIOMASA FORESTAL EN ESPAÑA

España es uno de los últimos países de la Unión Europea en consumo de biomasa per cápita, con sólo 0,103 tep/hab*. Finlandia tiene un consumo de 1,435 tep/hab.

(* Toneladas equivalentes en Petróleo, por Habitante)

A lo largo de las últimas décadas en España se ha producido un aumento de las existencias maderables medias por hectárea arbolada que no se corresponde con el estancamiento de la producción, lo que pone de manifiesto un nivel de aprovechamiento forestal inferior a su potencial; aproximadamente entre 30-40 Mm3 de madera y biomasa se quedan anualmente sin aprovechamiento.

Como las extracciones son inferiores al crecimiento anual, esto conlleva la acumulación de existencias en el monte que no se están valorizando, con la consiguiente pérdida de riqueza y disminución del estado óptimo de las masas forestales. Así como un incremento en el riesgo de incendio y en la gravedad de los mismos.

 

 

En España apenas se aprovechan 6 Mt de biomasa anualmente, entre subproductos de la industria, leñas y biomasa directamente producida, de los más de 12 Mt que podrían usarse para fines energéticos:

  • Se podrían crear 6.000 empleos (cada 1.000t se genera 1 empleo)
  • Se podría eliminar un material peligroso para evitar los incendios forestales
  • A nivel fiscal, esta actividad generaría a la Hacienda Pública, al menos, 16,5 M€ en cotizaciones a la Seguridad Social y otros 18 M€ en concepto de IVA, además de producir beneficios en términos de IRPF y en concepto de disminución de gastos por desempleo, ya que la gestión forestal es intensiva en mano de obra.
  • Además habría que calcular el ahorro en extinción de incendios al disminuir la carga combustible de los montes

 

CASO PILOTO: PLANTA DE BIOMASA DE ANSÓ

Patricia Gómez ilustró sus argumentos con un caso piloto de producción de bioenergía con biomasa forestal en el pirineo oscense, basado en un estudio de “métodos de valoración de bienes forestales a través de la planta de biomasa de Ansó (Huesca)” del profesor de economía forestal de la ETSI Montes-UPM-Madrid, D. Sigfredo Ortuño, cuyo análisis de la rentabilidad económica se ha hecho a través de un modelo de gestión integral del monte.

 

 

La valoración forestal es una herramienta fundamental a la hora de tomar decisiones relativas a la gestión del proyecto de la planta de biomasa. Existen unos métodos específicos para realizar dicha valoración:

  • valorar la biomasa en pie para establecer el pago a los propietarios de los montes.
  • valorar el precio de la superficie forestal y, en su caso, el valor de la biomasa como vuelo forestal.
  • valorar los rodales y montes para justificar la inversión financiera y avalar los créditos.

Existen algunos aspectos que complican realizar el cálculo, como la elevada duración de los turnos, lo que supone riesgo, incertidumbre sobre los flujos de caja y dificultad para fijar el tipo de interés aplicable. La producción de biomasa, al reducir los turnos de explotación, reduce estos problemas. Además, en el monte, los aprovechamientos se planifican anualmente, con lo cual es posible conocer el valor aproximado de mercado de los productos que se extraen de él.

Entendiendo siempre la complejidad y necesidad de compatibilidad de la producción del monte, su variedad de funciones y servicios: Madera, Frutos, Pastos, Hongos, Leña, Bienes Ambientales, Caza, etc.

En este proyecto piloto, en los trabajos previos a la puesta en marcha de la planta, se ha extraído biomasa en parcelas tipo de unas 95 has., con un coste medio de 56€/TM de astilla, incluido el pago a los propietarios de los montes, y una tasa interna de rendimiento (TIR) en torno al 12-14%; superior a las registradas en modelos de explotación de energía eólica o solar. “Se ha demostrado la viabilidad económica de este tipo de instalaciones y de la gestión integral de la biomasa forestal -concluyó Patricia Gómez Agrela-. El cuidado de la masa forestal y el aprovechamiento integral de los tratamientos, tanto de la materia obtenida directamente como de los restos provenientes de labores selvícolas (fajas auxiliares, clareos,…), representa un claro ejemplo de economía circular. La clave de la viabilidad del proyecto está precisamente en la integración, porque supone un ahorro de costes significativo”.

Es un proyecto a largo plazo (30 años), que durante su recorrido dará empleo y fijará población en el municipio de Ansó.

 

EL FUTURO DE LA BIOMASA FORESTAL

COSE insiste en que existe en España una enorme disponibilidad del recurso, sin que actualmente se esté utilizando para otro uso.

El fomento de la implantación de calderas de biomasa es creciente y progresa la concienciación social e institucional en torno al uso de las energías renovables. La biomasa ya no se ve como algo extraño. A juicio de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España, urge resolver problemas críticos como el marco legal, la fiscalidad, estimular la demanda con garantías en el suministro, la financiación de los proyectos, la promoción de calderas o el asociacionismo forestal de cara a organizar la oferta, entre otros.

La oportunidad económica, ambiental y social es evidente frente a la crisis territorial y energética:

  • Abundancia de materia prima en los bosques españoles (5-10 Mt según distintas fuentes) cuyo aprovechamiento sanea las masas forestales, pero sólo desarrollará su potencial si recibe los apoyos adecuados a nivel monte
  • Creación de empleo y desarrollo en el entorno rural
  • Reducción de la factura y dependencia energética exterior (6.500 M$ y 1,5 M TEP)
  • Precio de la energía calorífica muy competitiva (entre 0,041 y 0,046€/Kwh frente a los 0,066€/Kwh del propano, 0,059€/Kwh del gas natural ó 0,0895€/Kwh del gasóleo)

 

 

Una economía circular, que no sólo requiere una materia prima sino que también aprovecha los restos de otros tratamientos, tanto del monte como de la industria, cumple con la bio economía, porque se basa en un recurso natural e inagotable, de proximidad, que genera bio productos y favorece la bio diversidad.

1 Kg de Biomasa genera 3.500 Kcal

1 Litro de Gasolina proporciona 10.000 Kcal

Cuando desechamos 3 Kg de biomasa, desaprovechamos el equivalente a 1 Litro de gasolina


LANDSCARE: Una aplicación idónea para las Comunidades de Montes

La aplicación LANDSCARE brinda la oportunidad de dar a conocer al ciudadano el día a día del gestor del monte. De esta forma, puede mostrarle su reconocimiento por la labor realizada, e incluso apoyarle con un pago simbólico por los servicios ambientales que llevan a cabo.

Entendemos que Vigo, donde existe una Mancomunidad de casi 1.600 hectáreas de montes periurbanos formada por trece Comunidades, es un punto ideal de Galicia donde desarrollar esta plataforma, ya que en estos montes no sólo se lleva a cabo una actividad productiva, sino también lúdica y social -afirma Carlos Hermida García, Vicepresidente de Montes Vecinales de AFG-. LANDSCARE es una aplicación idónea para las Comunidades de Montes, y para que la conozcan y utilicen los ciudadanos de Vigo y de los concellos y municipios de su entorno, con el fin de disfrutar de sus montes periurbanos”.

La sostenibilidad del monte depende directamente de las rentas que genera. COSE persigue poner en valor no sólo los bienes como la madera, el corcho, las setas, la resina, el piñón... sino también los servicios, como el paisaje, la calidad del aire, la barrera frente a la erosión o la captura de CO2. Por ello ha puesto en marcha, junto con la Universidad Rey Juan Carlos y la Fundación Biodiversidad, el proyecto LANDSCARE, de “pagos por servicios ambientales”.

Una aplicación que evoluciona

LANDSCARE es una aplicación para dispositivos móviles y página web, que informa al usuario de los valores naturales que tiene cerca. De forma innovadora, el usuario puede conocer quién y cómo gestiona ese espacio... quién y cómo conserva ese entorno. El usuario puede hacer un pago voluntario comprando un sello virtual. El dinero es recibido directamente por el propietario forestal, para estimularle a continuar con su labor. El sistema tiene otras muchas utilidades, pero su gran aportación es, seguramente, el reconocimiento de la labor de conservación que realizan los gestores del monte, de la que nos beneficiamos todos.

COSE observa que la irrupción y constante expansión de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación son la vía para acercar a los ciudadanos la realidad del monte y, a la vez, de permitir un diálogo de las personas con los propietarios forestales.

Los montes periurbanos también precisan de una gestión, y es importante que el trabajo y los servicios que prestan a la sociedad esos gestores sea reconocido, valorado y compensado”, afirma Belén Zubieta, coordinadora de LANDSCARE para COSE.

LADSCARE atesora en la actualidad información sobre más de 4.000 lugares geolocalizados no sólo de España, sino también de otros países, ya que la aplicación está teniendo una proyección internacional. La aplicación crece, y está involucrando a establecimientos de hostelería y otros servicios asociados al monte y el medio rural. De igual forma, crece por momentos el uso social del monte: carreras populares, senderismo, excursiones escolares y otras iniciativas de recreo y ocio al aire libre. “Se trata de atraer, agradar e informar al visitante –explicó Belén Zubieta-; al disfrute de la naturaleza se suma la oferta de productos locales o la compañía de anfitriones que nos guiarán e interpretarán para nosotros un territorio que conocen perfectamente”.

Montes de Vigo: Una riqueza al lado de la ciudad

Los montes integrantes de A Mancomunidade de Montes de Vigo ocupan una extensión de 1.562,09 ha.

Hace cinco años finalizó el proyecto NAVI (Naturaleza Viva), cuyo fruto principal fue la ordenación completa de los montes de Vigo. Según el uso a que se destinó cada uno de los montes, se pueden distinguir tres grandes “cuarteles” (un tipo de división utilizada en ingeniería forestal).

El primero de estos grandes cuarteles es de uso social, y está formado por todas aquellas masas que conforman áreas recreativas. En total suman 73,78 ha, con vistas panorámicas extraordinarias y recursos etnográficos y prehistóricos a conservar, que vienen siendo utilizadas de forma habitual por los vecinos del Concello de Vigo y otros limítrofes.

El segundo cuartel, de uso preferentemente protector, está formado por masas de especies de frondosas de crecimiento lento, como el roble. Abarcan una superficie de 644,96 hectáreas, con turnos de corta superiores a los 40 años. Y entre ellas 128,68 ha con turno de corta superior a 80 años.

El tercer cuartel es de uso productor, y está poblado por masas de especies de crecimiento rápido, con turnos de corta inferiores a 40 años, tales como el Pinus pinaster y Eucalyptus globulus, que ocupan un total de 597,41 ha.

En esta superficie forestal destacan los montes vecinales de Teis, Candeán y Cabral, de fuerte uso social y dotados de amplias y agradables áreas recreativas. También incorporan parques y espacios para el disfrute de los ciudadanos los montes de Bembrive, Beade, Zamáns y Valladares.

Con mayor orientación forestal, aunque también dotados de importantes recursos etnográficos se hallan los montes de la costa: Castrelos, Matmá, Comesaña, Coruxo, San Miguel de Oia y Saians.

Los montes de Vigo poseen una gran variedad de elementos arqueológicos que suponen un rico catálogo de culturas prehistóricas, desde la megalítica a la castrexa.

Esta riqueza patrimonial, unida a la presencia de elementos etnográficos vinculados a usos aún recientes del monte, como viejos caminos empedrados, pontellas o molinos de agua, convierten un paseo por estos montes en un recorrido por más de 5.000 años de historia.

A todo ello hay que sumar elementos de interés natural (cursos de los ríos, riberas, fragas y soutos...) e incomparable paisaje y rutas de senderismo para todos los gustos.

Para preservar y perpetuar esta formidable riqueza, junto a la ciudad, la Mancomunidad de Montes de Vigo trabaja diariamente en la mejora de las masas forestales (mantenimiento de las cuencas de los ríos, reducción del riesgo de incendio mediante aprovechamiento de biomasa, sustitución de especies invasoras por especies autóctonas), el acondicionamiento de las rutas de senderismo y la mejora del entorno de los bienes de interés histórico y de los accesos del monte.

 

 

Los Montes de Vigo, con LANDSCARE

Uxío González, Presidente de la Mancomunidad de Montes de Vigo, agradece a COSE su apoyo a las iniciativas que pone en marcha la Asociación Forestal de Galicia, y aplaude un proyecto como LANDSCARE, directamente ligado a los montes periurbanos.

Asimismo, destaca la excelente relación con la concejalía de Medio Ambiente del consistorio vigués, así como la voluntad creciente de muchas personas de apoyar económicamente y participar activamente en las iniciativas organizadas por la Mancomunidad.

Queremos que las familias viguesas puedan acudir al monte cuando lo deseen; bien en coche, en autobús, moto, bicicleta o incluso a pie, a disfrutar de la naturaleza -concluye Uxío González-. Pero es necesario que los ciudadanos conozcan todas las posibilidades de ocio y disfrute que tienen a su disposición, siempre de una forma sostenible y respetando la voluntad de sus dueños. Para ello, una aplicación como LANDSCARE resulta fundamental”.

Los propietarios de montes vecinales reconocen que “hay que ir poco a poco, pero afianzar y asegurar lo que se va consiguiendo”.

La Mancomunidad de Montes de Vigo y también LANDSCARE saben de la importancia de transmitir todos estos valores a los niños y chavales, en colegios e institutos. “Ellos son los usuarios del futuro, y también los garantes de que pueda perpetuarse su conservación y desarrollo”.

La gestión que la mayoría de las comunidades de montes hicieron de su propiedad ha tenido, desde siempre, una orientación forestal y social. Incontables son las actuaciones que se hicieron para dotar a los montes vecinales de atractivo con el objetivo de que cualquier persona pudiese disfrutar de la naturaleza y de la riqueza del monte gallego. En los últimos tiempos, la respuesta de la ciudadanía a esa oferta está siendo muy positiva y, año tras año, la afluencia de personas a los montes se viene incrementando de manera continuada”, afirma Francisco Dans, Director de la Asociación Forestal de Galicia.

NORMATIVA Y USO SOCIAL DEL MONTE VECINAL EN GALICIA

COMPATIBILIDAD DE LOS USOS SOCIAL Y FORESTAL EN LOS MONTES VECINALES


COSE, en la reunión de expertos responsables en sostenibilidad forestal, convocada por PEFC

La reunión congregó a los expertos responsables de liderar la sostenibilidad forestal, tanto del ámbito público como del privado, y socios de PEFC España, que compartieron sus actuaciones presentes y futuras para promover la gestión forestal sostenible y la certificación forestal PEFC desde sus respectivas organizaciones y regiones.

Tras la revisión de asuntos técnicos, económicos, y estratégicos de la organización a escala global, tratados en el ámbito de la 66º Junta Directiva, dio comienzo la ronda informativa y el coloquio sobre sostenibilidad y objetivos por parte de los socios de PEFC España.

En su intervención, José Causí de Aspapel (Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón) y Vicepresidente de PEFC España, mostró las cifras recogidas por Aspapel en 2015, según las cuales, el 97 % de la madera consumida por el sector papelero es local y el 100 % de las fábricas de pasta y papel cuentan con la certificación de Cadena de Custodia. El 32% de la madera consumida es certificada siendo un 20% certificada con el sistema PEFC. En el caso de la celulosa, del 45% certificado, un 24% lo está con PEFC y del 51% del papel, un 24% es certificado PEFC. Causí añadió que el papel tissue y el papel para cartón utilizado para embalaje constituyen un nicho importante para la certificación forestal.

Según Patricia Gómez, gerente de COSE, la Confederación agroforestal que agrupa a las Asociaciones de Propietarios Forestales Privados, una de las líneas de actuación de la Confederación es la de fomentar el asociacionismo forestal y los planes de gestión colectiva. También se está promoviendo la fiscalidad verde a través de incentivos fiscales para la certificación forestal. En materia de no madereros COSE está promoviendo entre los propietarios los acotados micológicos y desarrollando un sistema de permisos de recolección para fomentar el aprovechamiento regulado.

Jose Ramón López, en representación del Gobierno de Aragón anunció que el próximo 14 de diciembre lanzarán el esquema director del Plan Forestal de Aragón con tres ejes fundamentales: el económico, optimizando los recursos de la región, el ambiental con especial énfasis en la gestión sostenible y la prevención de riesgos en zonas de montaña. Prevén que en un año tendrán 100.000 hectáreas más certificadas en Gestión Forestal Sostenible PEFC.

Tal y como comentó, Oskar Azkarate de PEFC Euskadi, en el País Vasco están trabajando en materia de sensibilización ciudadana a través de varias iniciativas como la campaña Gure Zura lanzada hace dos años en la que se pone en valor la madera local sostenible y certificada. La sensibilización en las escuelas sobre la madera y el sector forestal será otra de las líneas de trabajo en Euskadi, así como el trabajo con arquitectos.

Álvaro Fernández de PEFC Asturias apuntó que está aumentando el número de los gestores forestales comprometidos con la certificación y que este año se han alcanzado en Asturias 250.000 toneladas de madera certificada puesta a la venta en los mercados.

Según señaló Alejandro López, la Junta de Castilla la Mancha, está trabajando en la ordenación de todos los montes de Cuenca y Ciudad Real y en un borrador para subvencionar los proyectos de ordenación de fincas. Informó además sobre la Instrucción del Consejo de Gobierno publicada el 18 de noviembre, sobre la inclusión de cláusulas sociales, de perspectiva de género y medioambientales en la contratación del sector público regional.

Por su parte, Fermín Olabe del Gobierno de Navarra explicó los cambios en la estructura de la administración forestal y medioambiental navarra encaminados a llevar a cabo una gestión integral del territorio en las comarcas navarras. Anunció que se destinará una partida presupuestaria para la revisión del Plan Forestal y un aumento del presupuesto invertido en gestión forestal.

Lorenzo Rodríguez de la Junta de Castilla y León y Vicepresidente de PEFC España, recordó el compromiso adquirido en la legislatura de aumentar a 800.000 las hectáreas certificadas en los próximos dos años e incrementar a 900.000 las hectáreas planificadas.

Antonio de María de PEFC Galicia y Vicepresidente de PEFC España, informó de los cambios en la Administración gallega y de la creación de la Agencia de la Industria Forestal. Asimismo informó sobre las experiencias, incidencias y avances del Plan Piloto para el impulso y control de la certificación PEFC en la micro propiedad forestal que PEFC está aplicando en Galicia.

Juan Luis Abián de PEFC Cataluña y Presidente de PEFC España, describió los importantes avances en materia de comunicación sobre los productos forestales, destacando la promoción de la madera local certificada a través de la marca CATFOREST. Asimismo destacó las tareas de formación de consultores y la promoción de los productos forestales no madereros y en especial de los productos silvestres entre el sector hostelero. Apuntó que finalizarán el año con 256.000 hectáreas certificadas y que para ello han sido muy importantes la colaboración entre la administración y los propietarios privados, así como valorar en las órdenes de ayudas la certificación forestal.

La 66ª Junta Directiva de PEFC España se celebró el pasado día 30 de noviembre en el club The Craft, espacio que posee la bodega Abadía Retuerta en Madrid.

PEFC

PEFC es una organización global sin ánimo de lucro que trabaja para conservar los bosques y asegurar su mantenimiento para las generaciones futuras. Promueve la Gestión Forestal Sostenible y el uso de productos de origen forestal con certificado de sostenibilidad.

El certificado PEFC asegura que la obtención de los productos procedentes de los bosques como la madera, el papel o el corcho, entre otros, se realiza de manera sostenible y se han respetado rigurosos criterios ambientales, sociales y económicos, protegiéndose las áreas forestales de importancia ecológica, mejorando la diversidad biológica, prohibiendo la conversión de los bosques y respetando los derechos de los trabajadores y la población local.


La investigación, aplicada para maximizar los resultados de la gestión forestal

COSE ha participado en el XXXI FORO INIA sobre “Indicadores de Sostenibilidad en el Ambito Forestal”. La Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España propuso las líneas de trabajo necesarias para pasar “De la teoría a la realidad del selvicultor”.